22-MARZO 2018 El Senado de la República aprobó reforma para establecer que el personal de salud que forme parte del Sistema Nacional de Salud, podrá hacer valer la objeción de conciencia y excusarse de participar en la prestación de servicios que establece la ley general en la materia. El dictamen que adiciona el artículo 10 bis de la Ley General de Salud, plantea que cuando se ponga en riesgo la vida del paciente o se trate de una urgencia médica, no podrá invocarse la objeción de conciencia. El proyecto de decreto fue aprobado con 53 votos en pro, 13 en contra y una abstención, y por tratarse de un asunto ya aprobado por la Cámara de Diputados, se remitió al Ejecutivo federal. A favor del dictamen, el Senador Salvador López Brito (PAN), presidente de la Comisión de Salud, afirmó que no se busca violentar ningún derecho, por el contrario, “se busca proteger los derechos de los trabajadores de la salud” y mencionó que la objeción de conciencia no se aplicaría cuando esté en riesgo la vida del paciente. Las autoridades sanitarias tendrán la obligación de contar en todos los casos con personal no objetor de conciencia que reciba y atienda al paciente sin que pueda generar discriminación en el empleo a quien haga valer la objeción de conciencia. También del PAN, el Senador Víctor Hermosillo y Celada, dijo que la libertad de conciencia es el valor más grande der ser humano, por lo que expuso su voto a favor de la reforma a Ley General de Salud. El Senador Jorge Luis Preciado Rodríguez (PAN) consideró que el debate no es religioso, moral ni ético, sino es sobre la libertad de pensamiento, la cual está incluida en todas las constituciones. Mientras que el Senador José María Martínez Martínez comentó que en la Ciudad de México ya existe la objeción de conciencia en la ley de salud, por lo que “no hay de qué espantarnos”, expresó. En contra, el Senador Fernando Mayans Canabal consideró que la reforma es un agravio a los enfermos del país, pues la medicina “no es de objeción de conciencia, es de ética”. La Senadora Angélica De la Peña Gómez (PRD) señaló que la reforma va en contra de los derechos constitucionales y es un grave retroceso en un país donde apenas hay médicos para atender a la población. La Senadora Martha Tagle Martínez lamentó que se apruebe “de madruguete una reforma contraria a la Constitución y a los principios liberales”. Comentó que la opinión de la Secretaría de Salud fue en contra de la reforma, con argumentos sustentados en la Constitución. En tanto, el Senador Zoé Robledo Aburto (PT) mencionó que el 89% de las muertes maternas son por abortos clandestinos, “que es lo que está reforma podría fomentar”. También en contra, el Senador Alejandro Encinas Rodríguez indicó que el dictamen deja de lado “cómo frente a la objeción de conciencia de médicos o enfermeras, el sector salud va a garantizar el ejercicio de derechos (de los pacientes)”. http://www.canaldelcongreso.gob.mx/noticias/10850/Avalan_reforma_sobre_objecion_de_cnciencia_de_personal_de_salud  ]]>

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *